IMG_9101.jpg

Formación Jesuita

La educación jesuita es una tradición viva que al paso de los años sigue buscando nuevas formas de responder a los desafíos del tiempo y sus circunstancias; por lo que a través de una enseñanza personalizada y activa tiene como objeto el desarrollo de la persona y no la mera asimilación de temas.

Es a partir del análisis del contexto, la vivencia de experiencias que evoquen sensaciones y aporten conocimiento y la reflexión de esas experiencias, que es posible actuar frente al mundo cambiante y evaluar las acciones realizadas; para dar respuestas continuas, renovadas y creativas capaces de transformar realidades.

En virtud de dar respuesta a los desafíos de la educación, el ideal de formar "hombres y mujeres para los demás", se aterriza definiendo 4 rasgos principales que toda persona formada en un colegio jesuita debe manifestar en su perfil de egreso, asegurando con ello la excelencia humana:

* Persona Consciente: que reconoce la vida como un don y encuentra sentido al discernir lo correcto y mejor de sus acciones, buscando la transcendencia; al tiempo que usa su libertad para tomar decisiones responsables en su actuar en el mundo.

* Persona Competente: que aprende por sí misma, encuentra gozo en el aprendizaje y desarrolla sus talentos para ponerlos al servicio de los demás. Alguien capaz de crear, entender y utilizar el conocimiento y las habilidades para vivir en su propio contexto y transformarlo.

* Persona Comprometida: que es solidaria, comprensiva, creativa y sensible; que se asume como parte de la Creación y es capaz de plantear soluciones a las problemáticas de su contexto, al discernir la realidad para promover la justicia.

* Persona Compasiva: que actúa movida por la empatía, la esperanza y el deseo de construcción del Reino al reconocer al otro en su dignidad, amar su vida como la propia, con preferencia por los débiles o excluidos.

IMG_3870.jpg

 

Es la búsqueda de la formación de estos rasgos lo que concentra el quehacer diario de la formación jesuita, cuyo modelo educativo es centrado en el alumno, empeñado en acompañar al estudiante en el aprendizaje que promueve el compromiso con la construcción de una mejor persona y un mejor mundo. 

Fuentes:

* Documento "Perfil de egreso acorde al nuevo modelo educativo", Sistema de Colegios Jesuitas, 2018.
* Documento "Pedagogía ignaciana. Un planteamiento práctico", Comisión Internacional para el Apostolado de la Educación Jesuita, 1993.